El nuevo Reglamento de Protección de Datos elaborado por la Unión Europea será de obligatoria aplicación en mayo de 2018. Empresas, entidades públicas o privadas y autónomos deberán adaptarse a las directrices del mismo antes del